jueves, 23 de diciembre de 2010

Invitación

Tengo un blog nuevo, en colaboración con Albert de "el hombro amable". Se trata de buscar poetas no muy conocidos y darles sus minutos de gloria merecidos.

Os invito desde aquí a que lo visitéis y comentéis y, por supuesto, si alguien quiere unirse a la búsqueda será bienvenid@.

Os espero.

elversohallado.blogspot.com

domingo, 19 de diciembre de 2010

It's a beautiful day

Tocan U2 en el Forum, ¿bajas?.
No me gusta U2.
Joder qué rara eres mira que no gustarte.
Ya ves, creo que están sobrevalorados y además me cae fatal Bono.
Bueno, que si vienes a echarte unas risas.
Vale, voy.

El Forum es un bar donde todos los jueves hay música en directo y donde los grupos se dedican a versionar a artistas famosos. Así, he podido ver a Neil Young, Dire Straits, AC-DC, los Stones, Fito y un largo etcétera con sólo cruzar la calle.

Nada más entrar me encuentro a estos, que me esperan. Me encanta este ambiente. Penumbra, música alta, y gente sin obligaciones y sin temor a tener que madrugar al día siguiente. Me siento bien. Unas caladas y una Judas son suficientes para sentirme viva. La risa tonta ya está aquí y me muevo como quiero y cuando quiero al son de la música. No tocan mal los tíos. Viene la segunda Judas. Sigo disfrutando. Ahora ya me balanceo un poco más y la sonrisa es placentera de la hostia.

¿Tomamos otra?
Vale.
No me la llegué a acabar. Pero cuando volvía a casa, seseando y partiéndome de risa bajo la mirada austera de una amiga que no bebe, aún sonaba en mi cabeza esta frase "It's a beautiful day..."

sábado, 4 de diciembre de 2010

Navidad

Creo que dejé de interesarme por la Navidad cuando en la empresa de mi padre dejaron de prestar el servicio de suministro. Así lo llamaban los mayores y consistía en que cada mes pedías los artículos comestibles que te interesaban y que necesitabas para dicho periodo y que unos señores super diligentes traían en unas cajas de plástico y colocaban con esmero y a una velocidad vertiginosa en la cocina de casa. Era precioso ver todas esas latas de tomate, bonito, sardinas, leche condensada...los paquetes de arroz, garbanzos, alubias, macarrones, azúcar, café, galletas... Ahora lo pienso y era realmente artístico. Yo quedaba fascinada. Ese día era una pequeña fiesta. Mis padres, orgullosos de ver que podían alimentar bien a sus hijas, y nosotras, pequeñas avispas esperando el menor descuido para meterle mano al chocolate nestlé, que era lo primero que se acababa.

Si todos los meses era una alegría, en diciembre era el no va más. Turrones de toda clase, peladillas, almendras rellenas, fruta escarchada... y " la caja de polvorones". !Dios era enorme! Nunca he vuelto a ver una así. Era tan grande que no cabía en ningún mueble y mi madre tenía que ponerla debajo del aparador del salón. Sé que lo pasaba mal intentando por todos los medios que no se acabaran antes de las fiestas, pues el asedio era continuo, especialmente por mi parte que siempre fui muy golosa.
Siempre esperábamos este pedido con ilusión. Con pensar en él una semana antes nos llegaba, no uno o dos meses antes como quieren que hagamos ahora.

De pronto un año ya no vino más y como debió coincidir por la fecha en que supe que los reyes eran mentira, yo, de naturaleza rebelde, mandé a tomar por culo la navidad.

La única concesión es la cena de Nochevieja en que celebramos que pasamos a otro año juntos. Y encima este año nos faltará la directora de orquesta.

¡A TOMAR POR CULO LA NAVIDAD!

domingo, 28 de noviembre de 2010

Cry baby

"Ahora sé que la lucidez mezclada de impotencia es lo que más duele.
Ver cómo alguien se va a estrellar contra un muro y no poder hacer nada.
Ver cómo yo misma me choco contra una roca una y otra vez y no saber evitarlo.
Ahora mi corazón ya no es un desierto. Es una cámara ingrávida, insípida, incolora pero rebosante de dolor".

Estas palabras las escribió una madre un día de otoño en que ni los rayos de sol, tan esperados, ni el amor infinito sirvieron para disuadirla de que lo peor estaba por venir.

jueves, 25 de noviembre de 2010

miércoles, 24 de noviembre de 2010

Palabras

Delicadas, previsibles, ambiguas, dulces, engañosas, fáciles , dolorosas, ingenuas, generosas, irónicas, esquivas, interesadas, amables, punzantes, justas, lastimeras, hermosas, hipócritas, inteligentes, ciegas, cariñosas, desgraciadas, sensatas, falsas, inservibles, amargas, necesarias, necesarias...




martes, 23 de noviembre de 2010

Visibilidad

Quizá es mejor no pararse a pensar, evitar encontrarnos frente a frente con lo que ya sabemos o con lo que intuimos. Correr una cortina bien tupida entre lo que deseamos y lo que realmente obtenemos. Ojos que no ven...

Esto podrá servir para los que tengan fotofobia. Personalmente prefiero los visillos: dejan pasar la luz y permiten contemplar el paisaje a la vez que ayudan a conservar, si así se prefiere, un mínimo de intimidad.

domingo, 14 de noviembre de 2010

-------------


Al igual que estas montañas peladas, desoladas y no por ello menos bellas, el otoño se presenta tormentoso, desigual, solitario y no por ello menos bello e intenso.

No obstante se agradece, es como una pequeña tregua. Hibernación del alma necesaria para afrontar con mayor fuerza la arrolladora y siempre enérgica primavera.

Se me han congelado las ideas y hasta vago menos por la blogosfera. Sigo por aquí, sí, pero a ritmo pre-invernal.

domingo, 7 de noviembre de 2010

De-Comprensión

No sé por qué te enfadas si te pido que me dejes un poco en paz.
Que no me gusta que me atosigues.
No te lo tomes así.
Ya sabes que soy tan cabezota que levantaría yo solita la mismísima
Torre Eiffel.

Foto: chose

Bueno, sí, ya sé que la foto es un topicazo pero la hizo mi hija y es una forma de homenaje a la bruja que me quita el sueño al tiempo que me da la vida.

sábado, 6 de noviembre de 2010

Aniversario

Hoy hace un año que escribí mi primera entrada en este blog.

Los resultados son altamente satisfactorios.

Gracias a todos los que os acercáis a él.

martes, 2 de noviembre de 2010

Serena

Viene la lluvia.
Las calles brillan sin gente.
Luces doradas y ocres también.
Rostros opacos.

Los corazones se preocupan sin razón.
El agua limpia y purifica.

martes, 26 de octubre de 2010

Forma

Foto: Jose Medina

Rotunda y consecuente.
Invitando a concretar, a definir y a sentenciar.
Ahí viene la forma.

sábado, 23 de octubre de 2010

Azar

Entraron en la librería a comprar unas guías de carreteras y vio que se iluminaba la cara de su mujer. Ella cogió un libro con ternura y empezó a hojearlo. Él se fijó en el nombre del autor y la verdad es que no le dijo nada. Ella estaba como sonámbula. Se acercó al librero y le preguntó si conocía al autor y si sabía dónde podía localizarlo. Dijo que curiosamente le conocía y que a veces venía por aquí. ¿Puedo dejarle un recado? Sí, claro. Con mucho gusto le daré su nota cuando venga.

En ese mismo instante y no muy lejos de allí alguien paró a un señor por la calle. Hola, ¿es usted el escritor Mario Silva? Sí, el mismo. Me encantan sus libros y me encantaría que me firmara un ejemplar. ¿Tiene alguno? No pero conozco una librería aquí cerca. Jolín qué chica tan preparada, pensó Marío. Conocía esa librería, era de un amigo suyo. Si no le importa podríamos ir, yo compro uno y usted me lo firma ¿sí?.

En la puerta casi chocan al entrar con una pareja, tan ensimismados en su conversación iban.
¿Me puedes explicar algo? Espera, ahora te lo cuento, déjame reponerme. Mario era huérfano y fue acogido por mi madre un tiempo. Yo coincidí poco con él pues estaba fuera estudiando. Al crecer le perdimos la pista. La verdad no me esperaba encontrármelo así. Ha sido una sorpresa magnífica. Una alegría. Para mí es alguien especial.

Buenos días, Roberto. ¿Cómo está Mario? Precisamente me acaban de dejar esta nota para usted. Una pareja que acaba de estar aquí. Tuvieron que cruzarse.
La leyó y salió como un rayo a la calle.

¡Cecilia! ¡Cecilia!

viernes, 22 de octubre de 2010

Para mí.

"Hago lo que puedo, comprendo que hay cosas que están huyéndome de las manos y otras que amenazan hacerlo, mi problema es distinguir aquellas por las que todavía vale la pena luchar de esas otras que deben abandonarse sin pena. O con pena".

José Saramago

martes, 5 de octubre de 2010

Rectas

Foto: Jose Medina


Fffiiiuuuuuuu.
Salgo despedida y determinada. Decidida.
Energía.
Voy en línea recta.

sábado, 2 de octubre de 2010

Curvas

Foto: Jose Medina

Tengo tantas cosas que hacer que necesito tiempo para clasificarlas. Para organizarme.
Mientras hago esto, lógicamente, no hago ninguna de las cosas que tenía que hacer.
Así una y otra vez me meto en el torbellino y giro, giro, giro y me cuesta salir.

viernes, 1 de octubre de 2010

Inciso

El color del cielo ayuda a reflexionar.
Antes, cuando el cielo azul, la luz era tan brillante que me cegaba el entendimiento.
Un día viene detrás de otro. Alguno inolvidable. Todos irrepetibles.
Y poco más.
Los porqués son inmensos o invisibles.
Ahora en todo caso es para qué.

martes, 28 de septiembre de 2010

domingo, 26 de septiembre de 2010

Transparencia

Foto: Jose Medina

Te dije que te pusieras como te pusieras acabaría adivinando tus propósitos. Eres transparente en tu cerebro, por más que te empeñes en presentarte como un cuerpo remoto y opaco.

jueves, 23 de septiembre de 2010

Positivo-negativo

Foto: Jose Medina

Le mira con prepotencia insultante y paternalista (una de las la peores miradas que hay) el otro, humilde, no se amedrenta. Resiste. Tú me harás sombra, piensa, pero yo estoy a tu lado. No puedes dejar de verme. No me puedes olvidar.

martes, 21 de septiembre de 2010

Violeta

Foto: Jose Medina

El cielo se va de fiesta y se hace unos retoques para lucir irresistible.
Unos rayos de sol por aquí. Un difuminado por allá. Nubes.
Colores calientes y a la vez suaves. Blanco para iluminar y hasta la raya. Una belleza, madre.
Ven, corre, mira qué pasada, estás en el cielo, Violeta.

miércoles, 15 de septiembre de 2010

Volumen

Foto: Jose Medina


La tarde era poderosa, brillante, y el sol lucía puro protagonismo. Me fumé un porrito y me fui a la playa. Un rato al sol, casi me duermo. Voy al agua. Y lo que ocurre es que está de puta madre, ni fría ni caliente. Voy andando como Alfonsina pero enseguida me urge zambullirme. Oooh! Qué gozada! me tumbo y en el acto mi bikini flota en el mar pues mi cuerpo, como una estructura de mercurio, ha ido juntándose hacia el tronco, y hecho bola, se ha hundido.

Me regodeo un rato más en el agua, pensando, como el domingo, que podía ser el último baño de la temporada.
Me tumbo al sol y leo. Dejo el libro, dormito un rato.
Empiezo a recoger y el tío de delante también. Luego cruzaremos miradas, él en la moto y yo subiendo al coche.
Un poco antes de arrancar, un bello melenudo baja de un bello BMW, literal, y con una bolsa bajo el brazo echa a andar decidido, pero no a la playa de donde vengo, sino a la otra, esa que me dijo el Chino el otro día que me iba a enseñar y no me acabó de convencer.
Creo que he descubierto el camino a la otra playa yo solita.

martes, 14 de septiembre de 2010

Serie

Empiezo una serie inspirada en las fotos de colores de una de las personas más creativas que conozco : mi sobrino.

A ver qué sale.

sábado, 11 de septiembre de 2010

Ansiedad

Diez mil mariposas vuelan sin rumbo ni control, chocando unas con otras, lastimándose.

sábado, 4 de septiembre de 2010

Suerte

Y si fuese verdad que soy a ratos feliz.
Simplemente.
Sin estruendos ni euforias.
Vivir, sólo eso.
He acatado lo que me tocó.

martes, 31 de agosto de 2010

Septiembre

Llevaba varios días un poco rara. Nerviosa, iba de una habitación a otra, se quedaba mirando una pared, se iba. Traía un metro en la mano y apuntaba mediadas en un trozo de papel arrugado.

Yo la miraba hacer. No preguntaba porque si lo hacía ya sabía lo que podía pasar. Se enfadaba, me contestaba mal, yo también y así hasta que nos mandábamos a la mierda y nos tirábamos un tiempo sin hablar. No me merecía la pena enfadarme con ella sin motivo. Era algo que habia aprendido con el tiempo, a saber callarme, a esperar para hablar.

Por eso, disfruto tanto mirándola de refilón morderse el labio superior mientras piensa. Me divierto haciendo conjeturas sobre lo que se trae entre manos. Muy pocas veces lo acierto. Es prácticamente imprevisible esta mujer.

Hoy al volver a casa me encontré la taladradora y la caja de herramientas sobre la mesa del salón. Ella estaba midiendo, supongo que para hacer los agujeros para colgar la estanteria que estaba apoyada a sus pies. Saludé como siempre, o mejor dicho, haciendo un gran esfuerzo para que mi saludo pareciera el de siempre y no preguntar qué coño estaba haciendo y me fui a la cocina con la excusa de tomar algo frío ¿quieres tú algo? No, ahora no. Más tarde seguro. Me tienes que ayudar a colgar la estantería cuando acabe de hacer los agujeros, ¿vale?. Vale y ¿me dirás para qué es o tengo que esperar aún?

Apoyado en el cerco de la puerta con una cerveza en la mano y mirándola con todo el amor que me cabe en los ojos, ella reconoce el momento. Ahora ya me lo podía contar.

Es un mueble para guardar la primera pieza de cada una de las colecciones que invaden los quioscos cada septiembre. Haré la colección de entregas nº 1. Había qué ver esa mezcla de ilusión, alegría, determinación, orgullo, coraje en sus palabras. Daba gusto verla y escucharla tan feliz. La rodeé por el cuello y besé su frente y sus ojos con devoción.

Esa noche, de nuevo, hicimos el amor como nunca.

miércoles, 25 de agosto de 2010

Poesía

Broadway

El amor es un juego apasionante
y el mejor sustituto del amor.
De aquel amor inmenso, el amor único,
que uno halla varias veces por el tiempo.

El recíproco amor es lo más bello.
Lo sabemos los dos. Pero es muy grande
el vacío que se abre entre el amor
que se ha ido y el amor que aún no ha llegado.

¿Por qué llenarlo, pues, con la tristeza
si es posible colmarlo de sonrisas?

Si se ha ocultado el sol pueden los faros
del coche iluminar la carretera.
Mientras llega otro amor buscando el nuestro
juguemos, sólo juego, a enamorarnos.

Juguemos a querernos, sin querernos,
hasta el día en que alguno de los dos
vuelva a sentir amor por cualquier otro.
El amor es hermoso aun como juego.

José Mª Fonollosa, "Ciudad del hombre Nueva York".

Relacionado con esto

martes, 24 de agosto de 2010

No sé qué leisteis el último verano

- Desobediencia civil y otros escritos. H. D. Thoreau
- El oso y el gato salvaje. K. Sakaï, K. Yumoto
- El Tercer Reich. Roberto Bolaño
- El Demonio rojo. Mauro Entrialgo
- El sonido de los colores. Jimmy Liao
- La caverna. José Saramago
- Serie "Verano y literatura". Discreto lector
- (¡Cómo pude olvidarme!) Maus. Art Spiegelman

Función

Parece estar todo más o menos asimilado.
Lo que ves, lo que eres, lo que sientes.
Todo tu entorno, con los personajes y decorados de tu vida.
Y se abre una rendija en el telón y no te reconoces,
no sabes lo que ves ni lo que sientes.
Lo que te rodea te es ajeno.
Y así una y otra vez hasta...

lunes, 23 de agosto de 2010

Real



Estar de vacaciones no me hace olvidar en qué mundo vivo.

Muchos de vosotros quizá lo conozcáis. A mí me parece que no se puede decir más claro.
Y por supuesto extrapolable a cualquier país occidental.

domingo, 22 de agosto de 2010

Tonta, tonta

¡Quién me mandará a mi tocar sin saber!
Me puse a tocar y a tocar y perdí mi configuración original.
¿Sabe alquien si puedo recuperarla y cómo?
¡Mierda!

Revisión, políticamante correcta, de la entrada anterior suprimida

- Jo me has descolocado tía.
- Verás, es que fue verte, tan atractivo e indefenso, que me empezó a sonar en la cabeza el "tiruriiii-tiruriii" de misión imposible y me dije que no había tiempo que perder.
- Vale, vamos.

Para "ridícula calamidad" y la influencia tan bestia que está teniendo en mí y en este blog.

jueves, 19 de agosto de 2010

Micro 5

- ¿Qué es exactamente lo que quieres de mí?
- Que me escuches y me mires. Que me mires sobre todo. Y, que al mirarme, sientas unas ganas locas de hacerme el amor.
- ¿?
- Es la única forma de no sentirme invisible.

Escalera


Hacer un viaje largo por carretera me proporciona tres grandes satisfacciones: conducir, cantar a pleno pulmón y pensar.

El de ayer estuvo centrado en el destino, como no podía ser de otra manera, pues cada vez estoy más convencida de que no hay otra cosa sino él y su eterno acompañante el paso del tiempo.

La experiencia de perder a la madre, mi punto de partida, me lleva a reflexionar profundamente. Mi padre, además de anciano, quedó desnortado, perdido y triste. Mis hermanas y yo crecemos.

No hay tiempo que perder en gilipolleces ni lamentos. Estoy aquí y voy a estarlo con todas las consecuencias.

Y como no hay, a mi entender, mejor manera de sentirse vivo que apreciando y valorando a los demás, termino la que prometía en mi cabeza ser la madre de todas las entradas, parafraseando o citando a:
Borde, "las entradas demasiado largas aburren";
theuc, " es duro ser elegante";
Saramago, " sabríamos mucho más de las complejidades de la vida si nos aplicásemos a estudiar con ahínco sus contradicciones en vez de perder el tiempo con las identidades y coherencias, que ésas tienen la obligación de explicarse por sí mismas".
Sin olvidarme de la maravillosa foto de José Medina, para él sin título, para mí, en un principio, se llamará "escalera al cielo".

Arriba siempre, en busca de la luz.

miércoles, 18 de agosto de 2010

Micro 4

Llevaban varios meses organizando una cita.
Cuando lo consiguieron ninguno de los dos pudo llegar.
Un fuerte choque se lo impidió.
Ella chocó contra la mediana al retocarse el carmín.
Él contra su propia inseguridad.

sábado, 31 de julio de 2010

Desaparezco

Me voy a otro mar, otro aire y otra cama.
Pero no tardaré en volver.
A este mar, este aire, a mi cama.

jueves, 29 de julio de 2010

Pimientos

Estábamos cogiendo pimientos. Hacía mucho calor, como siempre. El estrés que me producía el estar atenta para no romper el rabillo de los pimientos y el pensar qué coño hacía yo ahí, me hacían escapar de la jefa, que trabajaba codo a codo conmigo a un ritmo e intensidad muy superior a mí. En una de esas no pude esquivarla más y me pilló para darle al palique. No la hice mucho caso hasta que la oí pronunciar esto:

"Es que tú no sabes cómo son los hombres. No sé qué se piensan. El mio sin ir más lejos. Es un desgraciado. Hace tiempo, vino al pueblo una muchacha y un muchacho, que vivían ahí donde vosotros. Era una chica muy joven. La muchacha era muy simpática y hablaba con todo el mundo. Él se arreglaba todas las tardes y se hacía el encontradizo con ella.. Era una niña. Y yo le decía, "pero Frasquito, ¿cómo te va a querer a ti? y él se enfadaba y decía "¿Por qué no? ¡Si quiere hasta a un cojo! Para que veas lo ciegos que son los hombres..."

Ella siguió hablando pero yo ya no escuchaba. Me acordé de mi amigo Natalio, que era poliomielítico, mientras arrancaba sin piedad los pimientos.

martes, 27 de julio de 2010

¡Toma ya!


Si un hombre pasea por el bosque por placer todos los días, corre el riesgo de que le tomen por un haragán, pero si dedica el día entero a especular cortando bosques y dejando la tierra árida antes de tiempo, se le estima por ser un ciudadano trabajador y emprendedor. ¡Cómo si una ciudad no tuviera más interés en sus bosques que el de talarlos!


Henry David Thoreau, "Desobediencia civil y otros escritos"

lunes, 26 de julio de 2010

Sencillamente

Lo estaban pasando bien. Paseo por la feria. Atracciones, puestos y remate con cerveza fría y helado. Empieza una batería de preguntas tontas, imposibles, incongruentes que llevan, irremediablemente, al desencuentro, al desamor.
- ¿Quién tiene el no se qué más grande mamá o ... ?
- ¿Quién es más lista?
- ¿Quién es más guapa?
La criatura contesta decidido o dubitativo depende. Sabe que es un juego pero tampoco quiere quedar mal. Pero en una de las respuestas, su señora madre mete baza, también quería jugar. Al padre no le parece bien, se pone serio y continúa. La madre opina cuando le parece. Y hete aquí que llegamos a la cuestión fatídica:
- ¿Quién es más guapo papá o ...?
El niño, lógicamente dice que papá. Pero la madre que es una arpía vuelve a corregir. Entonces viene un tirón de orejas a mamá, delante del niño, porque claro, a quién se le ocurre menoscabar así su opinión y transmitirle sus prejuicios.

La madre se queda seria, callada y una nube negra se instala en su pecho oprimiéndole el corazón.
El pequeño lo nota y rápidamente media y consigue que la madre sonría y cambie de tema. Menos mal que es tarde y todos han terminado sus consumiciones. "A dormir, venga".

De camino intenta explicarse con el padre pero él no entiende, no quiere entender, que el niño contestó lo contrario porque es lo que siente que tiene que contestar pues quiere mucho a papá y no le quiere contrariar ni perder. Que la madre, al dementirle, no estaba tirando por los suelos al padre, ni le quitaba criterio al niño, sino que le estaba proporcionando un chute de autoestima. Tampoco entiende que el verdadero error, si lo hubo, estuvo en formular esas pérfidas preguntas. Se escuda en que ella va de divina de la muerte y menosprecia sin piedad.

La madre vuelve a casa con una nube en su sonrisa y por supuesto en el corazón. Si el niño fuera más grande comprendería que estas son las situaciones y emociones por las que dejó de querer a papá.

viernes, 23 de julio de 2010

Absurdo

"A veces lo difícil es convencerse uno mismo del absurdo. A los demás les puedes contar cualquier cosa. A ti no".
Me dejó planchada. Yo sólo había pedido un café con hielo. Entre sorbo y sorbo el mar, frente a mi, parecía más grande y esplendoroso que nunca.

miércoles, 21 de julio de 2010

lunes, 19 de julio de 2010

Veo


Visto lo visto me empiezo a angustiar.

Cierto es que soy propensa a la congoja, a lo desmedido e incierto, pero el tiempo libre no juega a mi favor.

domingo, 18 de julio de 2010

Contraseñas

Lo que nos hace caer más en la cuenta de que ha desaparecido una persona son las contraseñas que existían entre ella y nosotros, que, de pronto, se vuelven inútiles y vacías.

Esta frase de Patrick Modiano y la llegada de esos días de playa que comparto en los últimos años con mi familia me hacen pensar, una vez más, en mi madre y en las cosas que ya no veré más o que no podremos hacer juntas:

- Enseñarnos las últimas adquisiciones traperiles.
- Su cara de sincera gratitud al ver mi modesto regalo (pendientes, collares o fulares casi siempre).
- Escuchar las quejas de mi padre porque somos escandalosas y no le dejamos oír bien cualquier retransmisión que echen en teledeporte o el concierto de radio 2.
- Hacer sus maletas.
- Salir a dar una vuelta por los puestos y comprarnos algo.
- Tomarnos un helado o una leche merengada a espaldas de mi padre (siempre controlando su diabetes).
- Arreglarnos para salir a dar el paseo vespertino.
- Sus comidas veraniegas.
- Sus ocurrencias y su risa.
- Nuestras miradas cuando oíamos alguna salida de tiesto.
- Comentar lo último en la familia o vecindario.
- Su entusiasmo y su paciencia.
- Su canturreo siempre que fregaba.
- Nuestras disputas tontas porque insistía en contarme cosas que yo no quería escuchar.

MAMÁ, ¡CUÁNTO TE ECHO DE MENOS!

viernes, 16 de julio de 2010

Esencial




Este es uno de mis discos favoritos.
Me gustan todas las canciones por igual pero elegí esta porque el ritmo va muy bien con el veranito (y con las ganas de sentirme tonta que tengo).

Que lo disfrutéis.

miércoles, 14 de julio de 2010

Escucha

Sonidos del mar.
Olas suaves, potentes o lasas. Siempre las gaviotas.
Una barca que sale de paseo o a pescar.
Quejidos de roca, lamento mineral.
Todos ellos, junto con la suave y tibia brisa, me acunan este atardecer de verano hermoso y plácido.
Reconozco el cosquilleo del bienestar.
Ese que me viene a visitar cada vez que siento en mis manos el cálido tacto del cuero de las bridas que manejo para encarrilar mi vida, lo único que tengo.

jueves, 8 de julio de 2010

Silencio

Cuando alrededor
todo es una reverberación
de cacareos y burdas palabras
sin sentido ni contenido.
Hablar por no callar.

Cuando la grieta
se hace profunda
y no puedes escuchar
lo que quieres
de quien quieres.

En el primer caso es necesidad.
En el segundo desazón.

sábado, 3 de julio de 2010

La Graciosa (20 años ha)

Remoto recuerdo de ciudad ahora que sólo escucho las olas rompiendo frente a mí.


El viento fresco del amanecer. Un silencio declinado por el mar bravo.


Un pueblecito sencillo, sin calles asfaltadas, sin semáforos ni policía. Adornado por palmeras incipientes o el ruido de una barca que sale a pescar.


Saboreo la vida en este instante. Mi paladar descubriendo nuevos placeres.


No hay relojes. El ritmo lo marcan mi corazón y mis pasos serenos sobre la arena.


Al otro lado acantilados suaves de lava erosionada anunciando el principio de la isla madre.


Aquí playas solitarias. Paisaje excepcional sin árboles ni hombres.


Sensaciones indescifrables. Veo mi alma volando dulcemente, acunada por el aire, el sol, las sonrisas y las casas de cal blanca.


Es la entrada que hace tiempo prometí a yomisma. Volví años más tarde y seguía sin haber muchos árboles, pero personas había demasiadas (y botellas de óxigeno y barcos y peces y habitantes marinos desconcertados). Será que era y es verano.

martes, 29 de junio de 2010

Tabú

Era curioso pero a ella le gustaba sentir, de vez en cuando, esa humedad, tan humana, que los tampax, compresas y demás dispositivos al uso tienen la lucrativa facultad de impedir.

Muy de vez en cuando.

martes, 22 de junio de 2010

Ffffff

F
I
N

D
E

C
U
R
S
O

miércoles, 16 de junio de 2010

domingo, 13 de junio de 2010

Primavera (micro 3)

Abrió una noche la ventana y el nogal de la plazuela entró sin pensarlo, como una explosión. Con él el frescor, la esperanza, la vida. Primavera. Seguirá abriendo la ventana, noche tras noche hasta que venga el otoño y se quede sin hojas.

sábado, 12 de junio de 2010

Laberinto

Como ya deberíamos saber, la representación más exacta, más precisa, del alma humana es el laberinto. En ella todo es posible.
José Saramago, "El viaje del elefante".

martes, 8 de junio de 2010

EN HUELGA

...

Micro 2

Con la seguridad que da la prisa entra y deposita el bolso en el escaner.
A ella le cambió el semblante unas milésimas de segundo. Ya era tarde.
Cogió el bolso al vuelo y siguió su camino. Las pupilas del poli seguirían reflejando un buen rato la enorme bola de costo.

viernes, 4 de junio de 2010

Tesoros



(¡Ojo! Que era muy jovencita)

domingo, 30 de mayo de 2010

Micro

Era todo un descubrimiento las tijeras de podar para cortar el pollo.

La llamada fue inesperada. Pegó un salto y contestó.

Ella no se dio cuenta hasta que encontró el anillo en el lavavajillas.

Sus invitados tampoco.


Esto está inspirado en un post y un comentario de Segundo Cajón.

sábado, 29 de mayo de 2010

Luna

Otra luna llena más que pasa, otra luna que me ve sola y a la que yo miro sola, pues no hay ni siquiera estrellas que la acompañen.
Hoy es sólo ella y yo: las dos bellas, las dos ignoradas.

Todo tan explotado, tan exprimido que se me quitan las ganas de buscar y pienso que no existe sino esto: la luna allá en lo alto que me mira, blanca y cultivada, y yo aquí abajo, sola e indiferente, que la miro.

Y es como si no estuviera más aquí, dejando escapar mi alma, ya estoy con ella y desde lo alto poder contemplar las cosas con los ojos, no sentimiento, no corazón. Dejar la firmeza terrenal e instalarme enla nebulosa, en el ser y no ser.

Ahora es el primer momento, la primera jornada en la vida de una estrella, tan pequeña, tan lejana y extraña que será difícil que alguien la encuentre.

Aquí y ahora brillando por nada, brillando sin sentido, pero con fuerza.

Y ser compañera de nubes y viento, y enseñar caminos a las gaviotas, todos los cantos en mis oidos.

domingo, 23 de mayo de 2010

Ideas

Me considero una persona afortunada. Trabajo en una empresa pequeña pero con un margen de beneficios increíble. Mi tren de vida es expectacular y disfruto de vacaciones la mayor parte del año. ¿Que a qué me dedico? Bueno, es un secreto, no lo puedo contar. Sólo puedo decir que mi empresa vende ideas. Sí, sí, ideas. Pero no a cualquiera: a jefes de estado, monarcas, patriarcas, banqueros, jeques o grandes empresarios.

El anonimato de internet me anima a contar un poquito más. Pondré un ejemplo. El presidente de un país de una península mediterránea estaba muy preocupado porque sus ciudadanos fumaban muchísimo y no había forma de que lo dejaran. El gasto que suponía a la Seguridad Social era enorme. Numerosas campañas y medidas restrictivas no dieron resultados. Nos pidió ayuda y esto fue lo que propusimos:
Bajen los sueldos de la gente empezando por los funcionarios que son su competencia directa y cuando se calmen las protestas de éstos, que las habrá, se lo bajan al resto. Como la gente está empufada hasta las cejas, si no es en una cosa es en otra, acabarán dejando de fumar para pagar sus deudas. La seguridad social reducirá sus gastos considerablemente y los ingresos que no se obtengan por la venta de tabaco, se compensan con el ahorro en gasto de nóminas.
¡No me negarán que es una idea cojonuda!

Como muestra un botón. Aunque a toro pasado puedo contar que también salieron de mi empresa otras grandes ideas como por ejemplo el cambio al euro en Europa (en este caso fue un banquero quien nos contrató) o la existencia en Iraq de armas de destrucción masiva.

martes, 4 de mayo de 2010

Momento


Café atardecido
silencio urbano
también cantos de pájaros.

Dejar pasar el tiempo,
matarlo, aburrirlo.

El ser trashumante se desvela
y vuelve a conciliar el sueño.

domingo, 2 de mayo de 2010

Dúo

Se acordó de su compañera en el funeral.de su amigo. El mundo es un pañuelo. Un pañuelo lleno de pelos, pensó mientras tiraba de la cadena. Siempre llevaba unas tijeras chiquitas en el bolso, para lo que pudiera pasar. Y lo que pudiera pasar la esperaba en la barra, expectante por saber cuál sería su decisión. Parece ser que las mujeres, mayoritariamente, siguen decidiendo cuándo se folla. Hacía tiempo que no salía y estaba un poco nerviosa. No sabría por dónde le saldría. Lo que necesitaba era un buen revolcón y nada más. (Aquella canción de Roxy). Pero suave, con la prisa y la fuerza justas. No parecía muy atlético. Podría valer.


Últimamente le costaba descifrar a las tías. La que creía que estaba en el bote le salía con la excusa más banal y lo dejaba plantado. La que pintaba ser una loba follando resultaba ser hermanita de la vuelta y vuelta. La que ignoraba e incluso menospreciaba se la chupaba como nadie. Pero a la de hoy no le había pillado el punto. Daba mucho miedo. Tenía una seguridad y un aplomo que le paralizaban y a la vez su mirada era insultantementen triste. No podía hacerse ninguna idea aunque errónea. Podría estar bien..

Ella ya había tomado su decisión. Echaría un polvo con él .

miércoles, 28 de abril de 2010

Consulta

La verdad es que nunca quise un marido tal y como se entiende en nuestra sociedad y cultura, ahora lo entiendo.
Yo misma me asombré de la rotundidad con que pronuncié estas palabras mientras echaba un vistazo rápido pero exhaustivo a todo mi alrededor. Una mesa inmensa con un teléfono, un portátil fashion que te pasas, su sillón y dos butacas a juego y plantas, muchas y bonitas plantas. Es asombroso lo deprisa que va mi mente en algunas ocasiones. Me recuerda a esos artilugios que salen en las pelis que de una pasada escanean un lugar y en segundos envían datos a un ordenador, acompañado de un ruidito electrónico, de todo lo que está a su alcance en un área que puede ser una habitación, un bosque, o el sistema de refrigeración de un edificio.

Ella, serena, me miraba y anotaba de vez en cuando algo en su Mac. Yo hablaba y hablaba, dejando pausas premeditadas para ver si me preguntaba o decía algo. Nada.
Entonces seguía contando lo que se me venía a la cabeza. Explicaba, hacía conexiones, justificaba, comprendía o censuraba. Nada.
Sólo cuando supimos que no tenía más que decir y que el silencio fue más largo que los anteriores, me miró y me dijo: "bueno, sé que tiene la agenda muy ocupada pero lo único que puedo decirle es ¿cuando tiene un hueco para que me psicoanalice usted a mi?".
Sonreímos un tanto forzadas y nos despedimos sabiendo que era poco probable que nos volviésemos a ver.

Salí a la calle medio cabreada, medio ofuscada. Lo único que me alivió fue el pensar en el tiempo y la pasta gansa que me iba a ahorrar.

jueves, 22 de abril de 2010

Escapada

Lo tenía todo estudiado. Ese día, a la hora adecuada, cogería la carretera y durante dos horas conduciría sin parar, a 160 ó más. El brazo izquierdo por la ventanilla del Ford fiesta rojo de segunda mano. El colmo de lo kitsch.
No se cruzaría con nadie No habría nadie.
Iría cantando a pleno pulmón canciones de Janis, Lole o cualquier otra inspiración del momento.
Pararía justo antes de acabarse la gasolina en una playa.
El agua fría en sus pies ayudaría a recordar por qué lo hizo.

---------------------------------------------------------------
Todo salió a la perfección.
Lo único que no logró prever fue que aún así, entre el zumbido del motor, el aire a toda hostia y su garganta desencajada, no dejaría de escuchar el eco interplanetario de "goool" de la final del campeonato del mundo.

miércoles, 21 de abril de 2010

Adiós para siempre adiós

Tuve la suerte de convivir durante un tiempo finito con una persona maravillosa.

Alegre, chispeante y con buen humor permanente. Optimista, cariñosa, servicial, comprensiva, trabajadora. Nunca discutía con nadie y siempre tenía un gesto o palabra amable a mano.
Elegante, su saber estar era fuera de lo normal. Incondicional para los suyos. Imprescindible para todos.
Estuvo toda su vida a la sombra de los demás, ignorando que si salía a la luz podía deslumbrar al más pintado.

Esa persona era mi madre y me dejó el pasado viernes 16 de abril.
Se fue exactamente como vivió: con dignidad, discreción y sin molestar a nadie.

Gracias mamá.

lunes, 12 de abril de 2010

Sí, está, aún, más, corazón, todavía, alegría, canción, porqué, razón, títeres, reunión, atención, ...

Es difícil vivir sin acentos.

Vuelvo a tener mi ordenador como tiene que ser.

domingo, 28 de marzo de 2010

Retroalimentacion

Que poco inteligente puede llegar a ser un corazón.

Alejado del conocimiento teórico,
regido por el impulso de la practica.

Ciego ante cualquier teoría simple,
por mas que esta sea demostrable.

Mas tarde, cuando la testaruda lógica del cerebro le acose,
en un solo movimiento,
comprenderá la intensidad de su ultimo paso en falso.

viernes, 12 de marzo de 2010

Venganza

Se conocían desde hacia 20 años, alrededor de la edad que tenían ellos. Ella le alquilo una habitación en su piso, con una cocina y una terraza bastante interesantes. Ideal para hacer fiestas. Cuanto se habrán reído al acordarse de la reata de vecinos, con rulos y batas incluidos, que les visitaban de vez en cuando. Él venia de un circulo cerrado y empezó a conocer y a aprender. Ella empezaba a desdoblarse cual helecho. Vivieron unos momentos inolvidables allí. Mucha unidad y comprension. La resaca de los ochenta. Una gloria.

La gloria no duro tanto como cabía esperar pues apareció un tercero en discordia que acabo con él en la calle. Por motivos bastante incomprensibles se dejaron de hablar durante años. Ella fue la que claudicó. Se dejo llevar por el lado oscuro de los celos.

Los motivos se hicieron comprensibles , al fin, y ella lo dejó.

Buscó su número de teléfono y era el mismo. Al principio él no quería saber nada pero después la llamo. Desde ese día no se volvieron a separar. A él le iban bien los negocios y ella tenía un trabajo que la llenaba. Eran una especie de familia. Mucha intimidad. Él la ayudó mucho y ella a él también. Cada uno a su modo. Y en esto que pasa el tiempo y aparece un tercero para quedarse. Convulsión. Cambio. Se dejan de ver solo por la distancia. Hablan todos los días y están juntos siempre que pueden.


Ella se vuelve a separar. Él esta ahí apoyando, nunca le gustó este para ella. De repente desaparece. Un mensaje en el móvil. Así, sin más.
Se borra exactamente igual que ella hizo en otra ocasión.
Fin.

Vivir

Alegría agresiva, no tengo nada que hacer contra ella.
Una seguridad, una fuerza interna, me recorre sin ni siquiera darme tiempo a pensar lo que hago ni lo que digo.
Precipitación, alboroto de sentidos.
La prisa del bienestar.
Qué bien me siento, qué bien.
Por unos instantes comprobar que mi corazón sigue sabiendo reír.
Vivir en un momento.

domingo, 7 de marzo de 2010

Duda 1

Contrariamente a lo que dice mi perfil, este blog tiene 4 meses y empiezo a notar el desgaste de los primeros momentos de euforia. Es decir, empiezo a preguntarme por que lo hice, si tengo algo interesante que contar, y todas las demás comeduras de tarro subyacentes a dichas preguntas.
Se que a todos nos pasa antes o después.
No deja de asombrarme que cada blog sea un reflejo tan certero de nosotros mismos.
La constancia-inconstancia, la generosidad, la inquietud por saber y descubrir, el amor-desamor, la creatividad, las pasiones-aficiones, las lecturas y las músicas... cada uno traspasa su personalidad a su pagina.
En mi caso esta claro, es pendular, inconstante e irregular, como yo.

A ver como sigue o en que acaba esto.

Saludos. (Sigo sin acentos, solo pude poner los que me ofreció la corrección ortográfica).

sábado, 27 de febrero de 2010

Clarice

" Pero su desacuerdo con el mundo llegaba a ser comico de tan grande: no habia conseguido ir acompasada con las cosas de su alrededor. Ya habia intentado ponerse a la par con el mundo y se habia vuelto divertido: una de las piernas siempre demasiado corta..."

"...¿ser era un dolor?"

"Era cruel lo que hacia consigo misma: aprovechar que estaba en carne viva para conocerse mejor, pues la herida estaba abierta. Pero dolia demasiado moverse en ese sentido."

"La mas apremiante necesidad de un ser humano era convertirse en un ser humano".

"Entonces lo que llamaba muerte la atraia tanto que solo podia llamar valeroso al modo como, por solidaridad y pena hacia los otros, aun estaba presa de lo que llamaba vida. Seria profundamente amoral no esperar la muerte como todos los demas esperan esta hora final. Habria sido astucia suya avanzar en el tiempo, e imperdonablemente ser mas sabia que los otros. Por eso, a pesar de la curiosidad intensa que tenia por la muerte, Lori esperaba".

"Sin el dolor, se habria quedado sin nada, perdida en su propio mundo y en el ajeno sin forma de contacto".
....................................................................

Estas maravillosas perlas son extractos de un libro que me revoluciono el espiritu, "Aprendizaje o el libro de los placeres", de Clarice Lispector.

Siento no poder poner acentos pero tengo un virus "ortografobo".

jueves, 18 de febrero de 2010

Nada

descuido de los lastimosos

no me gusta ir con quejas

una y otra vez

pero ha llegado un momento

agudo de dolor

donde me refugio

sólo para gritar tan fuerte

que me duela el pecho

reventada

que se deshilachen

una a una

las angustias y ansiedades

tejido a tejido

que mis células

convulsionen de tal modo

que les sea imposible

volverse a juntar

de la misma manera

haciendo que la percepción

cambie radicalmente

así como el contexto

y la mirada.

sábado, 13 de febrero de 2010

Tontería

No quiero ser yo misma nunca más. Es agotador. Siempre alerta para no perder un ápice de independencia, para no mostrar flaqueza de ideas y ser en todo momento coherente con mis principios. Pero se acabó. A partir de ahora no pienso perder un segundo en preocupaciones innecesarias. He conseguido, tras mucho rogar a mi amiga, la dirección de una agencia, exclusiva, que te asesora sobre cualquier situación. Puedes escoger entre una amplia lista de perfiles el que más se adapte a tu personalidad, Te dirán en todo momento lo que tienes que hacer, pensar, decir, vestir y comprar. Ya no me tengo que preocupar de nada. Llevan mi agenda, mi guardarropa y la nevera, los trámites burocráticos y hasta mis acciones en bolsa. ¡Una maravilla! Si lo llego a saber antes... Bueno, la verdad es que mucho antes no lo podía saber porque es un producto novedoso que aún no ha llegado al gran público.
Tienen un catálogo y todo, con fotografías demostrativas de los distintos tipos de persona que puedes llegar a ser.
Siento que empieza una nueva etapa en mi vida. Estoy muy ilusionada y tengo grandes esperanzas en este proyecto.


Lo de las idas y venidas al gimnasio y los tés de todo y que no saben a nada, pase, pero los tacones a todas horas me están matando.



Ahora paso más tiempo en la peluquería que en mi casa. Las empleadas me traen el café y los sandwiches y ya como allí. Con lo cual en casa me sobra la comida y tengo que tirar un montón. O sea, me gasto más pasta en comida y como peor.



Echo de menos mi bolso en bandolera, de tamaño medio tirando a pequeño. En estos bolsos maleta que me hicieron comprar me cuesta un mundo encontrar las cosas y se me está empezando a dislocar el hombro de la postura absurda que tengo que hacer para buscar algo en ellos. Además, creo que me está saliendo una úlcera de estómago y los pies están empezando a deformarse.


Mis acciones en bolsa han caído en picado. Tengo una contractura en el hombro que me impide ponerme los maravillosos y caros modelitos que me compré y se me está cayendo el pelo. No sé si es por el estrés o por el exceso de tintes y productos que llevo suministrados en estos últimos dos meses.



Me he armado de valor y he devuelto el último recibo de mis asesores. No quiero saber más de ellos. Siento el aire frío en mi cara sin maquillaje mientras vuelvo a casa andando (adiós taxis).

sábado, 6 de febrero de 2010

Ya

Alguien tiene que decir que esto es una puta mierda.
Si, a pesar de todas las cosas buenas y maravillosas.
A pesar de los besos y de las caricias.
La vida es difícil.
No es donde vivas ni lo que vivas.
Tenemos una esencia, común,
que nos encamina a la muerte.
Y ese pensamiento o esa certeza a veces,
hace que el mundo,
tal y como está planteado,
se mueva bajo nuestros pies.

A unos les pasa antes o después o nunca.

lunes, 1 de febrero de 2010

Isla

A ratos, no ver a nadie,
que no suene el teléfono.

Rechazo el contacto con semejantes.

Autosuficiente.

Si pudiera.

sábado, 30 de enero de 2010

Rutina

Entrar, salir, fumar, andar, abrir, cerrar, abrochar, arrancar, frenar, aparcar, saludar, despedir, respirar, abrir, cerrar, abrochar, arrancar, fumar, acelerar, desabrochar, salir, entrar, recoger, saludar, abrir, cerrar, abrochar, arrancar, acelerar, acelerar, acelerar...

lunes, 25 de enero de 2010

Autodestrucción

Asisto cada instante a mi propio exterminio:
fumo, bebo poco agua, como mierda,
no hago ejercicio, debo lo que gano,
duermo mal, follo poco...

jueves, 21 de enero de 2010

Ensalada de hormigas


Acabábamos de llegar de viaje, uno de tantos, y la despensa muy llena no estaba. Improvisé una ensalada con todo lo que pillé y me puse a pensar en cómo te lo diría: ¿directa? Si no... ¿qué palabras utilizaría?, ¿algún símil? Mientras yo pensaba estas cosas tú empezabas a removerte en la butaca. El cargar las maletas del coche a casa te otorgaba la calidad de exento de cualquier otra labor.
Desde hace tiempo, tardo más adrede, me encanta el ruido que hace la tela al rozar continuamente con tu pierna, en ese tic, histérico y pasajero, que te impone la ansiedad.
Tardo al poner la mesa, al calentar la comida, al retirarla, al fregar, al recoger, al poner y tender una lavadora, al asearme, al irme a acostar. Tardo con premeditación y alevosía, porque no te soporto y no puedo tener un rato ociosa, siempre trabajando, para que no me sobre tiempo y no pueda perderlo contigo. Para no verte, pero sobre todo para no mirarte.

Pero hoy se acabó la parsimonia, hoy me vuelvo a enchufar, voy del salón a la cocina como una moto, poniendo la mesa, recogiendo bolsas, ventilando y en ese ajetreo no logro distinguir el poso negro que se formó en la aceitera.

Ya en la mesa volvieron tus quejas: "qué ensalada tan rara", "mira que eres cabezota, hubiéramos ido donde Luigi y ya está", "pues a mí esto no me va a llegar a nada"... Yo callada, mastico con tranquilidad, despacio, me regodeo en ese sabor un tanto peculiar que, efectivamente, tiene la ensalada. A medida que voy vaciando el plato veo unos pequeños grumitos negros. Incrédula, con la punta del cuchillo empiezo a escarbarlos y ¡sorpresa! son hormigas, de esas pequeñitas, golosas las llamo yo, que en un segundo transforman en punto negro la más mínima miga de algo rico que encuentran. En nuestra ausencia, a falta de migas, decidieron colonizar el aceite.
Tú no te diste cuenta. Pero para mí fue la señal, el empujón que necesitaba para decirte todo lo que te dije luego.

Ahora vivo sola y lo primero que hice fue instalar un enorme terrario, lleno de hormigas, en el salón.

sábado, 16 de enero de 2010

Reunión

"Hace mucho que no quedamos con estos", le dije. Estos son el grupo de amigos, parejas, que se conocen desde el instituto y con los que periódicamente quedamos para cenar, tomar algo, etc.
La mirada de Enrique fue reveladora y triste. Yo sabía por qué no quedábamos y él también.
Pero esa mirada solo existió para mí, el no fue consciente de ella e intentó, como siempre, quitar hierro y dijo que era "normal mujer, estamos muy liados con las obligaciones y es difícil buscar una fecha que nos venga bien a todos".
Ahora la triste era yo.
Sabía que la última reunión les dejó mal sabor de boca, que no querían volver a verse frente a frente con la cruda realidad que les había presentado. Sabía que les había incomodado y, sinceramente, no me importó nada.
Después de una cena exquisita y unas copas en un local agradable y burgués, las lenguas se animaron y comenzó un debate más profundo de lo habitual, cosa que me sorprendió. Siempre hablábamos de lo mismo: de las anécdotas pasadas y de los hijos, viajes, estudios hipotecas, familia, trabajo.
Alguien habló de lo afortunados que éramos, lo bien que se nos había dado todo, en general, y todos asentimos y nos regocijamos interiormente.

En un momento dado yo dije que pensaba muy a menudo en suicidarme. Tras los típicos comentarios de "¡joder! ¡qué cosas dices!", "qué tonterías hay que oír", "hoy te subió bien el cubata"... el silencio fue atroz.
Yo seguía tan contenta e intenté explicarme.
"No estoy deprimida, no tengo ningún problema grave, me va todo bien, tengo una familia maravillosa... pero no creo en el ser humano. Yo no elegí estar aquí, yo no elegí ser persona ni vivir en el primer mundo. Somos una puta mierda, llenos de prejuicios, envidias, complejos, inseguridades, condenados a vivir y morir.
Pienso en suicidarme porque no quiero ver más, me es suficiente con lo que vi hasta ahora. Pero no puedo hacerlo porque no estoy sola, adquirí unas responsabilidades que tengo que cumplir".

Tras lo cual seguí tomando mi copa tan tranquila mientras veía instalarse en ellos una nube de incertidumbre y acritud.

Lo único que me dolió fue la mirada de Enrique, triste y desencajada, rebosante de traición.

martes, 12 de enero de 2010

...

La foto de la anterior entrada no es, por supuesto, de la ciudad descrita en ella.

Es del lugar donde comprendo y siento lo bestialmente humanas que son las grandes ciudades.

viernes, 8 de enero de 2010

Ciudad



Mares de gentes

ya relatados,

ríos de personas,

fuentes de miradas,

lluvia de ruido,

tormenta de pisadas.


Me falta aire.


Rodeada de miserias,

paseando la mía.


Se cierra el círculo.

No necesito tanta información.

martes, 5 de enero de 2010

Hogar

Sitio donde pones lavadoras

o

lugar donde te sientes reflejado.


Felices días.