miércoles, 21 de abril de 2010

Adiós para siempre adiós

Tuve la suerte de convivir durante un tiempo finito con una persona maravillosa.

Alegre, chispeante y con buen humor permanente. Optimista, cariñosa, servicial, comprensiva, trabajadora. Nunca discutía con nadie y siempre tenía un gesto o palabra amable a mano.
Elegante, su saber estar era fuera de lo normal. Incondicional para los suyos. Imprescindible para todos.
Estuvo toda su vida a la sombra de los demás, ignorando que si salía a la luz podía deslumbrar al más pintado.

Esa persona era mi madre y me dejó el pasado viernes 16 de abril.
Se fue exactamente como vivió: con dignidad, discreción y sin molestar a nadie.

Gracias mamá.

11 comentarios:

Albert dijo...

Lo siento mucho. Desde aquí todo mi ánimo para que te puedas recuperar pronto y nos sigas regalando esa prosa interesante que tiene aún mucho que decir.

Un fortísimo abrazo.

javcasta dijo...

:-(
Es ley de vida. Ha vuelto de donde vino, a donde iremos todos. Pero duele.
Comparto tu dolor.
Besos.

Borde dijo...

Supongo que sobran las palabras.

Un beso.

chose dijo...

Gracias a los tres.
Es una putada pero hay que seguir.

montse dijo...

Comparto tus sentimientos,
el haber tenido una madre extraordinaria.
Animo y un fuerte abrazo hermana.

theuc dijo...

Tú misma te has condicionado en la forma de cómo vas a llevarlo con este precioso post.

Hay que seguir. Por supuesto.

Un beso.

chose dijo...

Cuando uno conoce sólo la vida, la muerte le pilla siempre desprevenido.
Es otra enseñanza más, pero de las que duelen.

Un beso Montse y theuc.

Mr Blogger dijo...

Guarda y atesora su recuerdo, pues pocas personas conocerás como ella. Un beso y mucho ánimo.

chose dijo...

Es cierto Mr Blogger. La mediocridad supera a lo excepcional.
Muchas gracias por tu visita.

carlosmxax dijo...

un fuerte abrazo...!

chose dijo...

Muchas gracias, carlosmxax.