jueves, 8 de julio de 2010

Silencio

Cuando alrededor
todo es una reverberación
de cacareos y burdas palabras
sin sentido ni contenido.
Hablar por no callar.

Cuando la grieta
se hace profunda
y no puedes escuchar
lo que quieres
de quien quieres.

En el primer caso es necesidad.
En el segundo desazón.

5 comentarios:

javcasta dijo...

¡Cuan gritan esos malditos!.

Buen poema.

Y buenas vacas ( a la sombra ).

Besos,

Gustavo dijo...

Comunicarse, ¡qué complejo!. Indagas en "el problema de nuestro siglo XXI": mucho ruido, silencios inesperados y falta de conexión profunda. Buen trabajo. Saludo.

chose dijo...

Gracias Javier y Gustavo.

No damos mucha importancia al silencio en nuestras vidas. Creo que es un grave error no hacerlo.

Besos.

Borde dijo...

El problema de "esto" es que a veces no sabes si tienes a alguien siguiéndote de cerca, no es como cuando te cruzas con una persona a la que ves a diario y simplemente te sonríe, y con eso ya intuyes que se sabe como te encuentras (bien o mal) y que se alegra o comparte tu tristeza.

No estoy seguro de si te estás refiriendo concretamente al silencio digital, pero cuenta siempre con mi sonrisa, aunque sí, veces es silenciosa.

chose dijo...

Borde, me refiero al silencio en general. Aunque más al directo que al digital.

Un beso.