sábado, 3 de julio de 2010

La Graciosa (20 años ha)

Remoto recuerdo de ciudad ahora que sólo escucho las olas rompiendo frente a mí.


El viento fresco del amanecer. Un silencio declinado por el mar bravo.


Un pueblecito sencillo, sin calles asfaltadas, sin semáforos ni policía. Adornado por palmeras incipientes o el ruido de una barca que sale a pescar.


Saboreo la vida en este instante. Mi paladar descubriendo nuevos placeres.


No hay relojes. El ritmo lo marcan mi corazón y mis pasos serenos sobre la arena.


Al otro lado acantilados suaves de lava erosionada anunciando el principio de la isla madre.


Aquí playas solitarias. Paisaje excepcional sin árboles ni hombres.


Sensaciones indescifrables. Veo mi alma volando dulcemente, acunada por el aire, el sol, las sonrisas y las casas de cal blanca.


Es la entrada que hace tiempo prometí a yomisma. Volví años más tarde y seguía sin haber muchos árboles, pero personas había demasiadas (y botellas de óxigeno y barcos y peces y habitantes marinos desconcertados). Será que era y es verano.

6 comentarios:

javcasta dijo...

Cada vez quedan menos paraísos.

chose dijo...

Ya. Ni príncipes azules, ni conciencia de clase ni...

Saludos.

ordago13 dijo...

Gracias por el comentario...
Al final no pudo hacer la exposición por problemas de la sala.

Pero hubiera sido de lujo...

Puedes visitar su blog y hacerte seguidor¡¡

http://tragalagrimas.blogspot.com

Gustavo dijo...

GRACIAS POR DETENERTE EN MI BLOG. ME HAS TRASLADADO A ESA PLAYA, A ESE VERANO. DESDE BAIRES, CON FRIO Y LLUVIA, GUSTAVO.

yomisma77 dijo...

Hola Chose!!

Me siento entre fatal y tirando a peor porque no me conecto desde hace algunas semanas debido a que ando un poco decaída por problemas laborales y al volver me encuentro esta hermosa entrada que me has dedicado y de la que me entero dos semanas después.

Muchísimas gracias por este hermosísimo detalle!!
Y de nuevo perdona que no me entara antes!!

Un abrazo enoooorrrme!! :)
Con mucho cariño
Pili :)

chose dijo...

Hey Pili, no tienes que disculparte de nada.

Un poema que escribí hace tiempo empieza asi: "No pedir explicaciones pero tampoco darlas..."

Pues eso.

Que esos problemas se solucionen y a vivir!

Un abrazo grande.