lunes, 25 de enero de 2010

Autodestrucción

Asisto cada instante a mi propio exterminio:
fumo, bebo poco agua, como mierda,
no hago ejercicio, debo lo que gano,
duermo mal, follo poco...

7 comentarios:

Yandrak dijo...

Mientras sientas estás viva...

dEsoRdeN dijo...

Para que te exterminen otros, mejor la autogestión mortífera; lo importante, ser siempre lo más independiente posible, hasta en asuntos funerarios en vida...

Yomisma77 dijo...

"mientras todo lo que hagas con tu cuerpo lo decidas libremente tú, bien hecho está."


pd: hago constar que tengo desactivado el modo médico, porque de estar encendido te diría que intentaras cuidarte un poco más.

Un abrazo muy grande Chose!! :)

javcasta dijo...

De todas formas, aunque te cuides, sigues inexorablemente asistiendo a tu propio exterminio.
Todo es cuestión de velocidades, pero el destino es el mismo.

chose dijo...

Javier, esa es la idea.

Pili, tú siempre positiva. ¿Me encanta!

Yandrak y dEsoRdeN, independencia y sentimiento no me faltan pero los ánimos son bastante canallas y me abandonan o me poseen a su antojo.

Un abrazo a todos.

Borde dijo...

Es cuestión de velocidad... y se conduce más o menos deprisa según las ganas de llegar a la meta, ¿no? Unos frenan, otros aceleran, y la mayoría se sube en un tren y se deja llevar.

chose dijo...

La idea de "que paren el mundo que me bajo" ronda por aquí.