domingo, 28 de noviembre de 2010

Cry baby

"Ahora sé que la lucidez mezclada de impotencia es lo que más duele.
Ver cómo alguien se va a estrellar contra un muro y no poder hacer nada.
Ver cómo yo misma me choco contra una roca una y otra vez y no saber evitarlo.
Ahora mi corazón ya no es un desierto. Es una cámara ingrávida, insípida, incolora pero rebosante de dolor".

Estas palabras las escribió una madre un día de otoño en que ni los rayos de sol, tan esperados, ni el amor infinito sirvieron para disuadirla de que lo peor estaba por venir.

6 comentarios:

Borde dijo...

Nunca supongas lo que está por venir. Lo peor, lo mejor, o...

Gustavo dijo...

Puede suceder lo peor; lo preanunciado, lo casi advertido...pero también lo contrario. Un giro a tiempo, una sonrisa alentadora, una palabra que sana. Besos y... buenos estos mini-post tan apeticibles.

Aire dijo...

en lo peor, seguirá reinando el amor en el corazón de esa madre, porque es infinito su amor, no lo peor, lo peor se acaba

chose dijo...

Gracias por vuestros ánimos. Seguramente no os falte razón pero ese día vi la botella medio vacía.

tragalagrimas dijo...

Gracias por tu comentario Chose, la exposición salió bien, gracias!
lindo tu blog...un saludo!

chose dijo...

Qué alegría me llevé con tu visita tragalagimas.

Bajo bastante a Madrid. Un día u otro coincidiremos en una exposición tuya, seguro.

Un abrazo