jueves, 12 de noviembre de 2009

Agua

foto: kp

Páginas esponjosas
que recogen
los diferentes líquidos de mi vida.
Los ríos de lágrimas,
los mares de placer,
la lluvia de la desesperación
o las fuentes del bienestar.
Corrientes internas,
veloces aguas de mis sentimientos,
se mueven incesantes buscando el exterior,
el manantial de la existencia.
Escamas recubren mi cerebro
y tengo aletas
que me ayudan a nadar
por océanos de gentes.
Si una ola de incertidumbre intenta ahogarme
mis agallas, tesoro de la biología,
recogen el aire suficiente
hasta que el aire vuelva a bañar
mi dulce y melancólico
cuerpo de pez humano.

2 comentarios:

yomisma77 dijo...

Los ríos de lágrimas... los mares de placer... la lluvia de la deseperación...
No sé que tiene de mágica la melancolía pero a mi me inspira muchísimas veces.


Y es curioso porque ahora la lluvia para mi ya no es siempre amarga...

Me ha gustado mucho tu poema, es muy reflexivo y profundo.

Saluditos Chose!!

Pili-Yomisma77

chose dijo...

Muchas gracias, Pili.
Espero seguir pariendo escritos que os lleguen.
Un placer.