viernes, 25 de diciembre de 2009

Limones vs. tomates

"Venga, voy yo". Me ofrecí voluntario porque sé que les gusta esa pequeña intimidad de los preparativos, el ir y venir de la diminuta cocina al salón con bandejas, copas, platos... y total, para estar sentado, mejor salgo a dar una vuelta y de paso me fumo un porrito que me va a venir bien para soportar esta noche tan larga.
Tenía que conseguir limones y salí sin rumbo fijo porque, aunque llevaba muchos años visitando el barrio, no controlaba mucho las tiendas.
Mmmm, qué bien me sentaban con el frío estas caladas de hierba.
Llevaba un rato caminando cuando me crucé con esos ojos, esa mirada inconfundible, profunda. ¡Dios! ¿Cuántos tiempo hacía que no la veía? ¿20 años? Más, 25 por lo menos. De repente me la imaginé cogiendo tomates y pimientos en un invernadero en Almería. Era lo último que supe de ella. Luego el silencio, la nada.
No sé si me reconoció, me da igual, pero al pasar por su lado, salió de mi boca esa coletilla absurda que nos sale a todos en estas fechas: "¡Feliz Navidad!"
"Igualmente", dijo y siguió caminando como si nada.
Yo sentí una convulsión brutal en mi interior pero mi exterior seguía sereno y no me impidió entrar en la tienda de los chinos a hacer el recado.
Los demás gestos fueron automáticos: pagar, andar el camino de vuelta, llamar al portero automático, empujar la puerta, llamar al ascensor, entrar, pulsar el número 3, salir, pulsar el timbre, esperar a que se abriera la puerta y entrar en la cocina donde deposité la bolsa.
Me senté derrotado en un sillón, estaba alucinando, nunca mejor dicho, hasta que una voz me despertó desde la cocina: "¿Tomates? ¡Limones era lo que necesitábamos, no tomates, joder!"
Desde ese momento se instaló en mí esta sonrisa tonta que llevo días luciendo y que tanto exaspera a mi mujer.

9 comentarios:

Borde dijo...

Feliz Navidad.

¿Por qué días luciendo la sonrisa tonta?

chose dijo...

¡Coño! ¡Un aparecido!

No lo sé, la ficción es lo que tiene.

Feliz vida, Borde.

Sally dijo...

Benditos tomates que pueden dibujar una sonrisa que luzca durante días.

chose dijo...

Sally cualquier excusa es buena, ¿no?.

Saludos.

javcasta dijo...

La reaparecida 25 años después, tiene muchas probabilidades de ser inmigrante, no me imagino que contraten en el "plástico" almeriense, a 45 grados, a una española ... ¿o si?
Lo que si esta claro, es que lo de sentir una convulsión brutal indica que hubo pasión.

Interesante relato

Besos Chose.

chose dijo...

Hay muchas cosas mezcladas.
A mí me gustó escribirlo.

Hola Javi y gracias por todo.

Yomisma77 dijo...

Un reencuentro impactante que le hizo confundir los limones con tomates... pero mereció la pena si dejó en su cara esa sonrisa :)

Chose, me gustó mucho el relato :

Un abrazote!!

Pili

marmota dijo...

Jo, me ha gustado un montón!

chose dijo...

Gracias yomisma y marmota.

Feliz 2010¡¡¡

No tengo internet donde estoy. Sólo pirateado como ahora.

Un besazo